viernes, 7 de septiembre de 2007

Olmedo

Advertencia preliminar: La siguiente historia puede despertar expectativas desmedidas sobre el devenir de este blog, pero no puedo contenerme.

Mi abuelo compraba el Clarín todos los días. Y lo leía a conciencia, en casa o en la plaza mientras yo jugaba.

Unos días después de la muerte de Alberto Olmedo, mi abuelo leía el diario en el comedor de casa. De pronto, levantó la cabeza y nos anunció muy consternado: "Encontraron droga en la gorra de Olmedo".

Yo no le recordaba más gorra que la del Capitán Piluso. Y Piluso + drogas me parecía una combinación por lo menos extraña.

Así que allí fui, movida por esa curiosidad mía que a mi abuelo le parecía un signo de inteligencia, a leer por mí misma el titular del diario. Decía más o menos así: "Hallan droga en las vísceras de Olmedo".

En la visera, para mi abuelo.

1 comentario:

Mariposa dijo...

jajajaja! Me quiero morir!!! Que grande! Me encanto la idea del abuelo a través del blog!!!