domingo, 11 de julio de 2010

El cuerpo de Cristo

Antes de tirar pan a la basura, mi abuelo le daba un besito.

14 comentarios:

Marie dijo...

mi mamá también

la secretaria dijo...

¡y mi abuela amor! pero la abuela judía de mi mejor amiga idem también, entonces no lo asocié jamás con cristo, lo asociaba con una tradición de abuelitud, como la plata abajo del plato de ñoquis

sritam dijo...

¡Yo lo hago! ¿es por cristo?

Estudiante crónica dijo...

mi abuela lo hacia, yo lo hago y me da mucha culpa tirar comida.

MateConDuraznos dijo...

Mi abuelo y mi padre lo hacían. Yo también, pero cuando era más chica.

Lorena dijo...

Mi mamá me obligaba a hacerlo. La idea era que no había que desperdiciar comida porque otros no tenían. Aunque la referencia católica me parece ineludible porque era sólo con el pan, el resto de la comida se podía desechar

Lorena dijo...

Mi mamá me obligaba a hacerlo. La idea era que no había que desperdiciar comida porque otros no tenían. Aunque la referencia católica me parece ineludible porque era sólo con el pan, el resto de la comida se podía desechar

Anónimo dijo...

lo que pasa es que vos estas mas que acostumbrada a chupar pijas en el hall de plaza miserere y para vos siempre es mejor tragarte toda la leche que tener que escupirla y volverla a juntar con la lengua. Vos te tragas toooda la leche y eso es lo importante: no hay que desperdiciar!

perez dijo...

Alguien que dice Plaza Miserere, ¿es gorila, careta o los dos?

Malhumoretti y Neptuno dijo...

careta!!!!

Mi madre le da un beso también y a quien no lo hace le grita "ES UN DELITO!!!"

M.

Sil dijo...

¿Qué te pasa, Ano, estás nervioso? Eso se llama ser mal perdedor.

Natalia dijo...

Esto es conmovedor, uno de los gestos màs tiernos que he visto.
Gracias por compartirlo.
Saludos, excelente blog.

María Eugenia Rossi Gallo dijo...

Yo lo hago!! Los anónimos se crisparon o "¡Ladran Sancho, señal que cabalgamos!" JA!

Anónimo dijo...

Yo lo aprendí de la mamá de mi mejor amiga de la secundaria, de familia judía ella, y le daba dos besitos, uno de cada lado; así sigo haciéndolo yo.