lunes, 22 de septiembre de 2008

Pirotecnia

Mi abuelo se tiraba "cuetes". No "cohetes". Jamás diría que es la misma palabra.

Él decía "cuete", yo "pum", cuyo plural era "punes".

Lo que quería contar hoy, si se me permite este rapto de escatología, es que mi abuelo se tiraba unos cuetes notables. Con mucha erre: prrrrrrrrrrrrrrrr. Y diferentes notas en un mismo cuete. A cualquier hora del día y de la noche. Y sin olor. De hecho, me prevenía sobre el "sordo", como llamaba al cuete sin sonido, que según él era más hediondo. Sí, "sordo" y no "mudo". Así decía mi abuelo.

En resguardo de mi buen nombre y honor, me abstendré del remate ya clásico de este blog, en el que se establece una comparación entre abuelo y nieta.

2 comentarios:

sritam dijo...

Este post me dio tanta ternura como el primer pedo de mi bebé (al que, por cierto, estaré dejando con su abuela el domingo para ir a ver Ábaco)

viovio dijo...

Me dio por preguntarme qué cara hubiese puesto Don José si alguien le contaba que en el año 2008 iba a ser "famoso" en internet. ja. Igual, sospecho que quizás no hubiese aprobado el post de hoy.

Su nieta que lo rescata del olvido y lo sube al cyberespacio, junto a ella.
Las vueltas de la vida.