martes, 2 de septiembre de 2008

Fuego

Cuando a alguien se le avecinaba una desgracia, o era mi abuelo el que lo amenazaba (porque mi abuelo era muy de enojarse y amenazar, aunque yo lo conocí a una edad en la que ya no asustaba a nadie), decía de esa persona: "Va a cagar fuego".

A mí esa frase me impresionaba mucho.

Está emparentada con "De algún culo va a salir sangre", más fatalista y por eso mismo menos potente.

Lector, ya lo sabés: no te metas conmigo o cagás fuego.

(Qué miedo, ¿no?)

1 comentario:

viovio dijo...

me encantó tu blog!
por ahora no puedo decir mas
sigo leyendo
y ya te puse en favoritos