domingo, 23 de marzo de 2008

Confesión

El otro día pasé frente a la Iglesia Redonda de Belgrano y vi que se desarrollaba en la plaza vecina una suerte de confesión masiva: sentados en sillas de plásticos, varias parejas de curas y penitentes, a distancia prudencial, hacían lo suyo.

Eso me recordó mis confesiones durante mi breve período de fe católica.

Me confesaba con el Padre Horacio, el párroco, que me conocía y conocía bien a mi familia. Y mi pecado era siempre el mismo: "Me peleé con mi abuelo".

La Pascua me pareció una ocasión propicia para este post. Que la paz del Señor esté con vosotros.

3 comentarios:

fer dijo...

y con tu espíritu.

perez dijo...

¡Amén!

V dijo...

HOLA PEREZ,gracias por pasarte!
yo tampoco puedo recordar el dia en que murio mi abuelo, tampoco se exactamente la fecha...prefiero borrar ese dia y recordar todos los anteriores.
un beso