jueves, 11 de junio de 2009

Yuta yuta yuta

A mi abuelo la policía le daba mucho odio, por múltiples razones, todas ellas previsibles.

La carga de desprecio que le ponía a la palabrita "taquería" (comisaría) no tenía igual.

1 comentario:

madre hay una sola dijo...

Perez GROSSA, habemus candidatus. Gracias, me sacaste una piedra de encima. Ah eh... sí, el post, yuta hija de puta!